lunes, 26 de abril de 2010

330.- La catedral a oscuras

Como si no supiese de repente como respirar.

Estoy en un edificio inmenso, a oscuras, desgastado por el paso del tiempo, las horas por miles se amontonaban en los recovecos de capiteles, volutas, estatuas. Hay polvo en el aire, polvo acumulado en cada rincón, polvo como una alfombra fina y uniforme en los alfeizares, en los arcos del triforio. Apenas hay luz, todo se dibuja gris, mortecino, monocromático y estático. El conjunto en si me evoca un lienzo viejo, de colores apagados, sepultados por el tiempo, mucho tiempo acumulado, con la vida suspendida. El silencio que lo llena todo es pesado, quieto. Pensé que al quedarme aquí, seguramente se me olvidarían las palabras. Olía a viejo, a cerrado, a olvidado, aquel espacio tenia algo de moribundo y de sacro. Siento como si todo formara un algo único, cada elemento se había fundido con la escena, hasta formar un todo, una forma única de ser visto, cada individualidad de la que estaba formado, estaba uniformada por esa sensación de tierra en los diente. Espacio cerrado y olvidado. Los pliegues de mi ropa, que quedaron hace tiempo paralizados, recreados en una danza pétrea, dejan ver el paso de los años, pero aun mantengo la entereza del guardián eterno. Mis ojos no pueden dejar de mirar ávidamente el rosetón de coloreados vidrios, unificados, apelmazados por la penumbra, que se alza magnifico en las alturas frente a mis ojos estáticos. Mañana veré de nuevo a mis pies creyentes, peregrinos, devotos, mendicantes, alguno de ellos me mirara y comentara mi congelada sonrisa, si tuviera voz les diría,”bienvenidos a mi casa”. Mientras espero como el resto, guardando el sueño de los muertos, labrado sobre este sepulcro, a que la luz torne a darnos sentido.

Huesca 24-3-2010

autora: Taliesin
blog: Taliesin

COMENTARIO EN CASTELLANO PLIS!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"Tierra en los dientes" qué manera tan plástica de describir el polvo del ambiente.
Por fin las piedras "piensan", ya que no hablan.

Me gusta.

Luguca

Marta dijo...

Me ha gustado mucho, al leerlo parecía que las piedras tuvieses movimiento.

garbi24 dijo...

bastante tetrico, però tambien bueno auque te deja el cuerpo funebre

bajoqueta dijo...

Un oscuro relato pero que a mi personalmente me ha gustado :)

Hay problemas con los comentarios. Si al final del día no salen todos ya los pondré yo que a mi si que me llegan al correo.

Dissortat dijo...

Magistral descripción de cada detalle. Supongo que es lo que algunos sentimos en los edificios llamados sagrados en mometnos de quietud, pero que no somos capaces de explicar de forma tan intensa.
Impresionante.