viernes, 23 de abril de 2010

327.- Ella

.
Óscar iba conduciendo, estaba cansado, eran días de mucho trabajo, de pocas horas de dormir; tenía ganas de llegar a casa. Entró en la casa, se quito las gafas, la identificación.

Allí en el sofá, debajo de la escalera, estaba ella.. esperándole, callada, tranquila, ofreciéndosele sin pudor, descaradamente, desnuda… y la tomó entre sus brazos.. la apretó hacia su cuerpo, la acarició, sus dedos seguían sus formas… en sus dedos sentía su suavidad, sus curvas.

Cerró los ojos, le vino a la cabeza el tiempo pasado juntos; tanto tiempo, fiel a él! No podía dejar de emocionarse ni dejar de acariciarla, de tocarla…

Recordaba cuando allá por los años 70, iba con ella y los amigos a reuniones políticas. Como en las reuniones familiares todos esperaban que la llevase… no podía dejar de llevarla, era insustituible... sin ella las fiestas no tenían alegría, no tenían calor, ni color.

Óscar la miró, la volvió a acariciar; la apretó contra él... la sentía junto a su corazón... la separó un poco... tensó suavemente sus cuerdas y empezó a tocar su canción preferida... Louis… ella sonaba dulce, melodiosa...
.
Cuando acabó de tocar pensó que debería comprar una funda para protegerla, cuidarla, mimarla y, suavemente, con todo cariño y delicadeza, dejó de nuevo su guitarra en el sofá, allí, debajo de la escalera, dónde esperaría silenciosa, tranquila, siempre dispuesta a sentir de nuevo sus caricias.
.
autora: Pepa, del blog Del-fina
.

8 comentarios:

Pepa dijo...

Gracias por la publicación, aunque no participe mucho, leo diariamente los cuentos, pero por cuestión de tiempo no puedo pararme mas.
Feñliz fin de semana y espero os guste

garbi24 dijo...

Los recuerdos siempre hay que guardarlos, sea en forma de guitarra o dentro del corazón, en tu relato los dos. Buena aportación

Marta dijo...

La guitarra! Fiel compañera ...

FELIÇ SANT JORDI A TOTS I TOTES!

Dissortat dijo...

Es grande la relación que suele existir entre el músico y su instrumento.
Saludos

La Meva Perdició dijo...

Imagina el doble placer de tocar con una 12 cuerdas! ^_^
Bon Sant Jordi a 365 contes i a totes/tots!

senga dijo...

...VISCA EL PLAER, VISCA SANT JORDI!

Pilar dijo...

Leyéndote he recordado una canción que decía: Sé que tienes celos, de mi guitarra, sé que tiemblan tus manos cuando me ves abrazar-la...
Un relato con muy buenas asociaciones de ideas, Pepa!

bajoqueta dijo...

Esto si que es un gran amor :)

Muchas gracias por compartir este cuento Pepa :)